Cuatro personas han sido detenidas en la ciudad estadounidense de Chicago por un video en vivo en Facebook, en el que un hombre atado y amordazado fue asaltado.

El hombre que estaba siendo asaltado tiene necesidades especiales, según la policía. Sus agresores pueden ser escuchados haciendo declaraciones despectivas contra los blancos y el presidente electo Donald Trump.

En una parte del video usan un cuchillo para quitar parte de su cuero cabelludo. La policía de Chicago ha descrito el video como un “Enfermizo” crimen de odio. “Te hace preguntarte qué haría que las personas traten a alguien así”, dijo el superintendente de policía de Chicago, Eddie Johnson, en una conferencia de prensa transmitida en Twitter.

“He sido policía durante 28 años, y he visto cosas que las personas no deben ver en su vida, pero todavía me asombra que sigan viendo este tipo de cosas tan horribles”.

Acciones policiales

La policía dice que la víctima blanca no identificada es una conocida de uno de los atacantes y puede haber sido secuestrada por hasta 48 horas antes del asalto.

Dicen que ha sido liberado del hospital después de haber sido traumatizado por el ataque.

En la conferencia de prensa, altos oficiales de policía rindieron homenaje a la rápida respuesta de los oficiales en el rescate del hombre herido. En el video de 30 minutos, se puede ver a los atacantes cortando la ropa de la víctima de 18 años, dejándole caer cenizas de cigarrillo, empujando su cabeza hacia atrás con un pie, extrayendo sangre y cortando parte de su pelo con un cuchillo.

Varias personas pueden verse riendo y fumando mientras el desalmado ataque tiene lugar. En otros videos publicados en línea el joven es golpeado, obligado a beber de un inodoro y obligado a punta de cuchillo a decir “Me encanta la gente negra”.

Es despiadado, pero en verdad, la violencia de los pandilleros está lejos de ser infrecuente en Chicago, que registró 762 asesinatos el año pasado, más que en las ciudades más grandes de Nueva York y Los Ángeles combinadas.

 

Dejar respuesta