El presidente electo Donald Trump tiene un enorme problema con los empleos estadounidenses que van a México, especialmente cuando se trata de la fabricación de automóviles.

Su blanco favorito: Ford

Trump criticó repetidamente a Ford (F) en la campaña por su “horrible” decisión de invertir miles de millones en México.

Rara vez se ha mencionado sus otras dos grandes competidores: GM y Chrysler. Pero entre las compañías automotrices estadounidenses “Big 3”, Ford en realidad tiene el menor número de trabajadores en México. Ford emplea a 8.800 personas en México, de acuerdo con la empresa y los datos del gobierno mexicano.

Fiat Chrysler tiene 12.800 trabajadores y GM (GM) tiene 15.000 en México.

Esta semana, Ford anunció que había cancelado los planes para construir una nueva fábrica de 1.600 millones de dólares en México y en cambio crearía 700 nuevos puestos de trabajo en Michigan. Su CEO, Mark Fields lo calificó como un “voto de confianza” en la visión económica de Trump para América.

El siguiente objetivo de Trump: GM o Chrysler?

Trump agradeció a Ford y ya está cambiando su ira a otro gigante de Michigan.

El martes 3 de enero, Trump fue detras de GM, twitteando que la General Motors estaba haciendo envios del modelo mexicano Chevy Cruze hasta los concesionarios de los Estados Unidos valiéndose del impuesto libre a través de la frontera. “¡Haga en los Estados Unidos o paguen el impuesto grande de la frontera!” dijo.

Todo el año pasado, Trump amenazó a Ford con impuestos masivos -hasta el 40 %- sobre los automóviles fabricados en México y vendidos en Estados Unidos aunque los expertos no creen que Trump tenga el poder legal de establecer una tarifa para una compañía estadounidense.

Los CEOs de las principales compañías de automóviles de Estados Unidos dicen que Trump sólo tiene la mitad de la historia. Sí, todos ellos han construido plantas en México. Pero la mayoría de esas fábricas trabajan en coches más pequeños y más baratos que el público estadounidense ni siquiera quiere comprar.

Eso parece estar respaldado por los últimos datos comerciales. Las exportaciones de automóviles de México a Estados Unidos cayeron un 14% este otoño (septiembre a noviembre) en comparación con el año anterior, de acuerdo con Panjiva, una compañía que registra los flujos comerciales dentro y fuera de Estados Unidos.

Dejar respuesta